¿Cómo conseguir que un ex se vaya de la vivienda tras el divorcio?

La recomendación principal que nos ofrece el despacho de abogados Palma de Mallorca es tratar de llegar a un acuerdo amistoso en todo conflicto. Pero si esto no es posible, habrá que ver lo estipulado en el Convenio Regulador y en la Sentencia de Divorcio. En ambos documentos se incluyen las normas que regirán la relación de los cónyuges una vez se produzca el cese de la convivencia.

La obligatoriedad de contar con un abogado

Lo primero que suele quedar establecido en este tipo de regulaciones es quién de los cónyuges va a ejercer el derecho del uso y disfrute de la vivienda y durante cuánto tiempo. El cónyuge que ha estado haciendo uso de un inmueble común ha estado ejerciendo la posesión jurídica del mismo. Por tanto, esta vivienda se ha convertido en su domicilio.

El titular del derecho es pues del cónyuge que reside en la vivienda y quien ostenta la posesión. Si el otro cónyuge no se quiere marchar, lo que debe hacer es buscar asesoramiento en un despacho de abogados para solicitar el auxilio judicial para que se le desahucie.

Es muy importante tener en cuenta que solo vamos a poder desahuciar al otro cónyuge por vía judicial. Si lo hacemos por nuestra cuenta, estaríamos actuando en la vía de hecho y podríamos incurrir en un delito de allanamiento de morada o en un delito de coacciones.

Es por eso que necesitamos de forma obligatoria de la ayuda de un abogado para solventar esta situación. Será el abogado quien ponga la reclamación en el Juzgado para que este reconozca nuestro derecho y proceda al desahucio del otro cónyuge.