¿Qué ocurre si no puedo pagar un crédito personal?

En momentos de dificultades financieras, es crucial conocer tus derechos, comprender las implicaciones de no poder pagar tus deudas y, sobre todo, buscar soluciones adecuadas. En estas circunstancias, contar con el asesoramiento de abogados bancarios en Palma de Mallorca puede ser de gran ayuda para gestionar la situación de deuda.

¿Cuáles son las consecuencias de no pagar un crédito personal?

Normalmente, antes de otorgar un crédito personal, los bancos evalúan la capacidad crediticia y de endeudamiento de los solicitantes para evitar riesgos de impago innecesarios.

Sin embargo, incluso habiendo pasado estas evaluaciones, circunstancias imprevistas como gastos inesperados o pérdida de empleo pueden dificultar el cumplimiento de la deuda del préstamo personal. ¿Qué sucede entonces?

En primera instancia, la entidad financiera notificará sobre el impago a través de correo ordinario o llamada telefónica. En caso de persistir la falta de pago, los avisos continuarán hasta que, entre el tercer y sexto impago, se inicie la reclamación judicial de la deuda.

Es importante tener en cuenta que, al solicitar un crédito personal, la garantía no solo son los bienes poseídos en ese momento, sino también los futuros bienes que se adquieran. Si el impago se extiende, se procederá al embargo de estos bienes.

Además, cualquier préstamo acumula intereses de demora desde la primera cuota no pagada, los cuales son más elevados que los intereses habituales. A medida que se acumulan plazos impagos, la deuda crece junto con los intereses de demora.

En casos donde se ha requerido un avalista para obtener el préstamo personal, si se produce el impago, los bienes del avalista podrían estar sujetos a embargo.

El embargo generalmente comienza con el dinero en la cuenta corriente del deudor y, en casos de deudas considerables, puede extenderse a embargar la vivienda, el vehículo o incluso la pensión.